Un modelo de espíritu abierto en la España rural. El cineasta Andrés Fernández Rubio participará en la cuarta edición de la MUCES con su película “Campillo, sí quiero”. En la presentación de la muestra, Fernández Rubio llenó de halagos al festival porque según él, “representa la diversidad de la cultura europea y reivindica que las pantallas se llenen de cine europeo”. 

El documental que presenta, refleja un modelo de espíritu abierto en la España rural. “Ejemplifica la tendencia en el cine europeo que es la de reflejar características en el desarrollo social”, señala Rubio. El documental “Campillo sí, quiero” es un reflejo de lo que pasa en un pueblo de 50 habitantes de la provincia de Guadalajara, que se ha convertido en la capital de las bodas del mismo sexo en España. “Este pequeño detalle nos permite entrar en ese pueblo y asomarnos a su vida cotidiana y ver como el alcalde de Campillo de Ranas ha desarrollado una estrategia nupcial de desarrollo rural”.

Sinopsis

Campillo de Ranas, 50 habitantes en invierno, arquitectura negra de pizarra, un pasado de escasez y aislamiento. Es un pueblo único en el mundo, y la película documental “Campillo sí, quiero”, que ha seguido la vida allí durante un año, descubre el secreto de su fascinante vitalidad. Desde que en 2005 se aprobó la ley de matrimonios gays en España, el alcalde gay de Campillo de Ranas, Francisco Maroto, apicultor y agricultor, ha atraído a muchas parejas gays y heterosexuales a casarse civilmente en el salón de actos del ayuntamiento. Una iniciativa que ha servido para dinamizar la economía local, además de fomentar la buena vecindad. Por todo ello, el modelo que irradia de este bello enclave perdido en las montañas de Castilla-La Mancha trasciende los límites del municipio y se eleva a una categoría simbólica sin fronteras.

 

El film se proyectará el viernes día 20 a las 20:30 hs en el Palacio de Mansilla. Puedes consultar el resto del programa en ww.muces.es

DEJA UNA RESPUESTA