Tras la propuesta realizada por la Asociación de Madres y Padres de Alumnos del Colegio Público Martín Chico y con el apoyo de la dirección y el profesorado del centro, la Concejalía de Tráfico y Movilidad ha diseñado el que será primer Camino Escolar de la ciudad. El propósito es recuperar el espacio público para que los niños adquieran el hábito de ir al colegio andando en condiciones seguras. El proceso de consolidación de esta iniciativa ha empezado con efectivos de la policía acompañando a los estudiantes en grupos de 10 para revisar cuál puede ser el mejor itinerario y cuáles pueden ser los puntos de encuentro. De esta manera, los niños van asumiendo el objetivo del Camino Escolar y definiendo su recorrido.

 Tras la certificación mediante un cartel de que el “Martín Chico” forma parte del primer Camino Escolar y dotar a los alumnos de una chapa identificativa, llegará en enero el momento de señalizar con huellas y flechas marcadas en el suelo el camino más adecuado para llegar al colegio “Martín Chico”. Igualmente se establecerán puntos de encuentro concretos en los que se reunirá a los estudiantes para desde ahí seguir juntos hasta llegar al colegio.

 Además, se contará con el denominado “comercio amigo” que, identificado con una pegatina en el exterior y a modo de vigilancia difusa, incrementará la seguridad de los niños, aunque nunca se puede proteger a los escolares al 100%. Con su puesta en marcha se espera aumentar el número de niños que van andando al colegio. Según la encuesta realizada por Policía Local a las familias del “Martín Chico”, de las 145 que respondían 7 niños van solos al colegio y 86 con padres; el 35% de los escolares querría ir siempre andando y ese es el fin de todo Camino Escolar.

Como complemento a la puesta en marcha del Camino Escolar se van a mejorar las infraestructuras y la señalización de la zona, con el fin de incrementar la seguridad. Todo ello forma parte del proyecto “Zona 30” para el barrio de San Lorenzo, de esta manera en las puertas del colegio público “Martín Chico” se colocará un vallado de seguridad y se cambiará la orientación de los estacionamientos. Además, la calle Las Nieves pasa a ser de un único sentido de circulación, de entrada al barrio. En ella se han ejecutado dos pasos elevados, uno en la confluencia con la calle Castellana y otro en la unión con la calle Puente Ciguiñuela. Estos reductores de velocidad, indicados con señales verticales y la pintura horizontal correspondiente, contribuyen a mejorar la seguridad vial en esta calle, el mismo objetivo que se busca con el paso elevado construido en la carretera de Villacastín donde también se ha instalado un reductor de velocidad tipo “lomo de asno” junto al paso de peatones a la altura del Puente Hierro, a petición de la asociación de vecinos del barrio.

Imagen: Los alumnos del Martín Chico inaugurarán pronto el “camino escolar”