La popular frase de ‘Todos contra el fuego’ ha cambiado de registro estos días, desde el domingo es, ‘Todos contra el hielo y la nieve’. Desde el pasado domingo, el cuerpo de Bomberos ha intervenido en más de un centenar de escenarios para velar por la seguridad en la ciudad. Sus rutinas han cambiado estos días. Así, desde que comienza su turno a las 8,00h, y hasta que acaba, los cinco miembros del cuerpo en turno han trabajado en las calles de la capital, con intervenciones propias o motivadas por llamadas de los propios ciudadanos.

En declaraciones a Segoviaudaz.es, explicaron que las principales incidencias en estos momentos son las relacionadas con el hielo y con la caída de bloques desde los propios tejados: “Es importantísimo tener precaución”, explicaron. Así, según pasan los días, se pueden provocar la caída de nieve y hielo desde los tejados, con el peligro que ello puede ocasionar. Por este motivo, los ‘carámbanos’ de hielo pueden ser muy muy peligrosos. “Sabemos la complicación para caminar, el estado de las aceras y de la calzada, pero es fundamental no hacerlo muy cerca de los edificios por el peligro de desprendimiento”, insistieron.

Con anterioridad, las complicaciones se centraron el peligro que provocaba el peso de la nieve, la caída de ramas, la sujeción de balcones, con pequeños choques entre vehículos y, en general, con mantener el orden en la ciudad: Caídas, incidencias concretas, edificios, el incendio de un cuadro de luces, y la labores de limpieza. En total se contabilizan una media de entre 30 y 35 llamadas diarias y, explicaron, no ha sido necesaria o no se ha requerido su colaboración en la provincia.

Si algún vecino considera que necesita ayuda o intervención del cuerpo de Bomberos, puede ponerse en contacto a través del teléfono 921422222.