La responsable del programa “Women’s Age” de la Telefónica Open Future, Blanca Drake, aseguró que las mujeres se tienen que formar en habilidades tecnológicas porque para tener “un proyecto de éxito y crecer rápidamente necesita que sea un tema tecnológico”. En el acelerador empresarial Telefónica Open Future, “sólo un 21 por ciento de las start-ups están impulsadas por mujeres”, explicó Drake, que coordinó la mesa redonda sobre “Mujer, Emprendimiento y Liderazgo”, organizada por el Ayuntamiento de Segovia.

Para Blanca Drake, la crisis motivó un crecimiento del emprendimiento femenino, y “eso es estupendo pero para tener un proyecto de éxito, para poder escalar se necesita que sea un tema tecnológico. Imprescindible para crecer rápidamente”. Hay un largo recorrido para ellas en estos sectores, en “bussines intelligent” y “big data”. Lamentó que las mujeres no “quieran ser emprendedoras tecnológicas. Sí “youtuber” pero es un tipo de emprendimiento que no es una empresa grande”.

Desde el programa “Women’s Age”, trabajan en varias líneas para lograr este objetivo. “Animamos a las jóvenes para que hagan carreras técnicas. A las universitarias, para que opten por el emprendimiento. Damos capacitaciones técnicas en nuestras academias en temas de programación y tecnologías”. Para que sea visibles los modelos de éxito femenino se organizan mesas y jornadas como la celebrada en la Sala Expresa, en La Cárcel-Centro de Creación de Segovia.

La responsable de la empresa “Sociography”, Elena Martín, afirmó que es fundamental tener apoyo inicial y estar en proyectos de aceleración empresarial como Telefónica Open Future o la “Plataforma 2020” de la Junta de Castilla y León. Ayuda para “testar su modelo de negocio, que hay una empresa detrás de tu idea. Llegar a los clientes adecuados”.

La empresa “Sociography” con sedes en Palencia, Valladolid y México, se dedica a la investigación de mercados a partir de datos neurocientíficos. Suman a las variables de los estudios de mercado tradicionales, “las emociones de la gente. A partir de las ellas, sabemos cuando un producto audiovisual funcionar mejor o peor”.

Ideas de éxito

La joven Marta Vázquez, con su empresa “Hausia”, está en el programa “Segovia Open Future”. Su propuesta son “tours de fotografía en 360 grados para todo tipo de negocios, patrimonio y como herramienta de marketing digital inmersivo, para proporcionar más clientes”. La tecnología no es una barrera para ella, todo lo contrario. Como joven emprendedora aseguró que sólo “existen las barreras que tú te quieras poner”.

En este encuentro también se escucharon otros modelos de negocio. La veterana Angela Navarro acercó a los asistentes el trabajo social que realizan desde la fundación que lleva su nombre para ayudar a pacientes oncológicos o personas que han sufrido un accidente a recuperar su autoestima gracias a la reparación de los daños estéticos. Una idea que surgió para ayudar a una amiga intima y que terminó con un proyecto de la mano de la Asociación Española Contra el Cáncer, atendiendo de forma gratuita a veinte personas afectadas.

Mujeres empresarias y emprendedoras en campos también alejados de la tecnología, como la artesanía en vidrio soplado. La segoviana, Alba Martín, lleva cuatro años de éxito, creando piezas de diseño exclusivo. “La motivación es lo más importante para vencer las frustraciones. También es un reto muy interesante el poder superar todos esos impedimentos que te acaban de haciendo más fuerte”. Creadora de ediciones limitadas de grandes marcas de refrescos y bebidas alcohólicas. Su carrera es meteórica en este sector del vidrio soplado artesanal. Colaboró con los responsables de la película española “La novia”, que ganó dos premios ‘Goya’. “Uno de ellos de fotografía lo que fue muy importante para nosotros”.

Segovia Open Future

Telefónica Open Future y el Ayuntamiento de Segovia crearon en la ciudad el acelerador empresarial, “Segovia Open Future”, en el que trabajan jóvenes empresarios para dar forma a sus ideas. Para la responsable de “Women’s Age”, Blanca Drake, es “fenomenal” que se traslade esta filosofía a sitios pequeños. “El talento no sólo está en las grandes ciudades”. Proyectos empresariales tecnológicos, cuyos impulsores reciben apoyo. “Si el talento permanece en ciudades pequeñas, permitirá crear ecosistemas de empresas locales, que pagan aquí sus impuestos y generan empleo, que pagan sus impuestos”.