El campus de Segovia de la Universidad de Valladolid organiza por vez primera el I Campus Tecnológico de Verano “María Zambrano” destinado a alumnos de entre 6 y 16 años con el fin de despertar su curiosidad por las materias STEAM, es decir, ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas, con un enfoque creativo e integral. El campus proporcionará la posibilidad de aprovechar la época estival para desarrollar sus competencias tecnológicas y profundizar en el inglés o las matemáticas, a través del juego y el divertimento.

El Campus Tecnológico de Verano serán tres sesiones de una semana de duración cada una: del 25 al 28 de junio; del 2 al 6 de julio, y del 9 al 13 de julio. La matrícula se realizará por semanas completas y se trabajará de manera independiente cada una de ellas, aunque habrá un hilo conductor y se dará continuidad para aquellos alumnos que quieran estar las tres semanas del campus.El enfoque será integral y se van a desarrollar sesiones con expertos de diferentes disciplinas científico-tecnológicas y elaborarán diferentes proyectos relacionados con la programación de los videojuegos y aplicaciones, experimentos científicos, electrónica o realidad virtual. Además, se combinará con clases de inglés o de matemáticas recreativas, con un enfoque menos académico que durante el curso, “trabajando desde el gusto por la materia”.El objetivo del campus es también integrar el componente tecnológica que facilitará a los chavales el desarrollo de proyectos de robótica, programación, impresión 3D y demás materias relacionada, que será coordinada por la empresa pionera en Segovia, Robots School. En esta iniciativa participan profesores bilingües con lo que los alumnos contarán con un mínimo de dos horas diarias de ejercicio inglés, a través de diversos juegos, excursiones y actividades lúdicas que mejoraran su nivel de inglés mientras se divierten.

El I Campus Tecnológico de Verano ‘María Zambrano’ contará con la colaboración de personal experto de la UVa que expondrá temas de sus respectivas disciplinas para que estos chavales tengan un espacio “donde poder satisfacer sus inquietudes”