Unión de Campesinos de Segovia-UCCL ha denunciado hoy la muerte de seis ovejas en un ataque de lobos en el que una veinte ovejas han resultado heridas en el término municipal de Arcones.

Aseguraron que en las últimas semanas, aunque no haya denuncias públicas, que tienen constancia del aumento de los ataques de lobos al ganado ovino y vacuno a lo largo de toda la falda de la sierra de Guadarrama.

Los ganaderos, expusieron desde UCCL,que tienen “la opinión generalizada” de que este aumento de los ataques puede deberse a que alguna loba haya parido y tenga más necesidad de alimento para sus crías. Para esta organización “no es un episodio aislado” sino “uno más de los que de forma continuada se producen en nuestra provincia”, sin que las reiteradas denuncias, “ni las llamadas desesperadas de los ganaderos” sensibilicen a la Administración regional, que “hace oídos sordos ante un problema gravísimo”.

Desde Unión de Campesinos de Segovia-UCCL remarcaron que no se puede permitir “esta situación por más tiempo” porque son ya muchos años denunciando el acoso que sufren las ganaderías segovianas por parte de los lobos y los perjuicios económicos de las explotaciones, a los que hay que empezar a añadir los daños anímicos que sufren los ganaderos. La organización exigió que “de una manera urgente y de forma eficaz” se controle la población de lobos y se eliminen, “si fuera necesario”, los ejemplares que puedan considerarse más problemáticos.

UCCL Segovia explicó que no puede ser que los lobos campen a sus anchas por cualquier parte del territorio mientras las vacas y ovejas, asustadas por ataques continuados, reaccionan con estampidas ante cualquier estímulo o movimiento extraño, provocando una situación de estrés permanente en el rebaño que influye de forma determinante en el manejo, así como en la productividad del mismo.