La empresa Serunión no prestará el servicio de comedor escolar en 19 centros de Segovia, aunque no se haya podido determinar la procedencia de una tuerca que apareció en una barqueta de distribución de comida de un comedor escolar de Segovia, donde también se detectó puré con un alto nivel de acidez.

A la Consejería de Educación, según El director general de Política Educativa Escolar, Fernando Sánchez Pascuala, , “la procedencia de la tuerca, a los efectos de la resolución del contrato, nos da igual, eso solo tiene que ver con infracciones de seguridad alimentaria”.  De esta forma, la empresa Aramak continuará prestando el servicio de comedor escolar en el lote de los 19 centros que le retiraron a Serunión, aunque ha presentado alegaciones al expediente, pendientes de resolver.

Las previsiones de Educación es que, hacia el segundo trimestre, una vez que haya concluido el expediente de resolución definitiva del contrato, que debe pasar por el Consejo Consultivo, se podrá lanzar un procedimiento negociado de una nueva contratación. Sánchez Pascuala apuntó en declaraciones a los periodistas durante una visita preparatoria del inicio de curso y recogidas por Ical que, independientemente del procedimiento llevado a cabo por las autoridades sanitarias, teniendo en cuenta que Serunión también era la empresa suministradora de comida en donde aparecieron gorgojos en la sopa de centros de León y Segovia, Educación ha impuesto a la empresa una multa de 50.000 euros, que ya ha pagado, una cantidad que no se ha registrado en España, añadió.

El director general de Política Educativa manifestó que “la empresa ha incumplido la relación contractual,  que comprende todo el proceso, y se ha producido un hecho perturbador que genera alarma y que tenía que haberse evitado, la procedencia o no de la tuerca nos es indiferente a efectos de la resolución del contrato”.

Foto: comedor escolar