Ángel Galindo no aceptará la medalla que habitualmente se entrega a los ediles tras la configuración de un nuevo gobierno municipal. El concejal electo de Izquierda Unida registró el pasado viernes un escrito en el Ayuntamiento con el que renunciaba a la medalla que le corresponde como miembro de la nueva corporación. “Cada una de ellas cuesta más de 350 euros. El gasto total para 25 concejales supone en torno a 9.000. Es un gasto innecesario, y dicha cantidad, aunque no parezca muy exagerada, podría ser utilizada para asuntos más acuciantes”, señala el concejal.

Galindo insta al resto de concejales electos a que rechacen también sus respectivas medallas. “El hecho de formar parte de la corporación es de por sí muy satisfactorio y un orgullo. No necesito ningún objeto que lo acredite, y menos si supone un coste elevado”, afirmó el concejal. “Creo que es un gesto muy apropiado para los tiempos que corren, en los que lo último que hace falta es derrochar dinero público en cosas que realmente no son necesarias”, añadió.

Además, Galindo pide que el acto de constitución de la nueva corporación, que tendrá lugar el 13 de junio, se celebre fuera del Ayuntamiento, con el fin de que pueda acudir la mayor cantidad de ciudadanos posible. “El salón de plenos se queda muy pequeño. Este tipo de actos de interés municipal deberían ser de puertas abiertas, para que cualquier segoviano que lo desee pueda acercarse”, apuntó Galindo, quien sugirió que el acto tenga lugar en algún espacio abierto como la Plaza Mayor.