La cantante y actriz, Ana Belén, afirmó hoy que las mujeres “han dicho basta ya” y “queremos vivir en igualdad” y resaltó que encierra “mucha ironía de antes” el premio Matahombres de Oro, un alfiler con el que se espantaba a los hombres, porque la  tradición y la reivindicación no están reñidas en la fiesta de las Alcaldesas de Zamarramala (Segovia) que sigue vigente en el momento actual para denunciar “tantas agresiones” que está viviendo la mujer.

Ana Belén recordó que tiene mucha ligazón con la provincia de Segovia por la familia de su padre y “desde pequeña” ha odio hablar y ha visto imágenes de esta fiesta de las mujeres en Zamarramala por lo que “estoy feliz” y “me hace más ilusión todavía” recibir el Matahombres de Oro por las aguederas que se lo entregan y con “el lugar donde te lo dan”.

La vinculación entre la fiesta, la tradición y la reivindicación también estuvo muy presente en el mensaje de la presidenta de Ismur Segovia, Rosa Arranz, que recogió el título Ome Bueno y Leal. Para Arranz es una oportunidad para la organización de manifestar el trabajo e importantcia de las mujereso las mujeres en el mundo rural “largamente invisibilizadas” y ahora “estamos llegando a tiempo para visibilizar” y “recoger ese proyecto de vida” para “darle la magnitud”.

La responsable de Ismur Segovia también animó, desde la plaza de las Alcaldesas de Zamarramala, a participar en la huelga general de mujeres del próximo 8 de marzo porque, en su opinión, hay que aprovechar “una oportunidad de cambio” porque “la revolución feminista” ya no se puede parar.

El periodista Javier Pérez Andrés ejerció las funciones de pregonero destacando la vinculación de esta fiesta con la mujer y con la historia de Segovia porque las zamarriegas mantienen “una tradición secular”. Pérez Andrés realizó un canto a la fiesta de las Águedas porque si son importantes en Segovia “las canecillas, las arquivoltas, las iglesias, el románico y el barroco” también los son “las monteras y el folclore, las águedas y los ritos tradicionales”.

El periodista y pregonero también destacó que no hay que olvidarse de la tajada de chorizo que “viene muy bien en un día como el de hoy” y la quema del pelele porque “hay muchos peleles” en este país que “merecerían la pena ser quemados por su mala relación con las mujeres”.

Las Alcaldesas de Zamarramala, las hermanas Elena y Esther de Andrés, también se reclamaron una igualdad real y acabar con la discriminación. Esther de Andrés explicó que es un privilegio poder disfrutar con todo el mundo esta fiesta para recordar una tradición de ocho siglos que es “el privilegio de mandar una vez al año”.

También se entregaron los nombramientos como Aguederas Honorarias y Perpetuas a la concejala de Deportes del Ayuntamiento de Segovia, Marián Rueda, la portavoz municipal del PP, Raquel Fernández, la periodista e investigadora de la cultura tradicional, Esther Maganto, y a María Dolores García y Yolanda Fernández, vinculadas con el Patronato del Alcázar