Dentro del programa “A Tu Salud”, de la “Semana de la Familia” llevada a cabo en el Colegio Claret, Ana García y Blanca Blanco, pediatra y enfermera en EAP I, ponen el punto de vista pediátrico impartiendo una charla con el título “El poder de las primeras decisiones. Hábitos saludables”.

En ella expusieron que “no se discute que la alimentación incidirá en el desarrollo fisiológico del niño, pero también incidirá en sus comportamientos y en sus emociones”.

Entre los conceptos planteados por las profesionales están la ausencia de una dieta ideal para todos y para toda la vida o la realidad de que nuestros errores alimenticios puedan hacer que el cerebro se resienta. Debido en parte a “un abuso de los azúcares refinados que se han demostrado como alteradores del comportamiento y que llevan desde un estado de euforia hasta una sensación de oscuridad interna de forma casi inmediata”.

Ana García incidió en los errores que no hay que cometer en la alimentación infantil tales como: comer deprisa, convertir la carne en el centro de cualquier comida, no desayunar, abusar de golosinas o bollería industrial y dejar fuera de la dieta los pescados y las verduras. Además, comer en familia y hacerlo con la televisión apagada, son otras recomendaciones que, en palabras de Blanca Blanco, favorecen la ingesta adecuada de alimentos. En cuanto a la higiene defendieron el cuidado de la piel al identificarlo con los estados de ánimo, y asociaron una buena higiene con el aumento de la autoestima.

Por último, recordaron la importancia del descanso y advirtieron de los riesgos del uso inadecuado de las nuevas tecnologías, abogando por utilizar más los brazos y los abrazos con nuestros hijos, sin olvidarse de las repercusiones tales como pérdida de visión, adicciones, sobrepeso, falta de socialización o disminución de rendimiento escolar; patologías que se encuentran frecuentemente en las consultas.