Raúl Arévalo finalmente no pudo desplazarse hasta Segovia para recoger el Premio Especial de la Diputación de Segovia, por su promoción del municipio de Martín Muñoz de las Posadas en la exitosa y premiada “Tarde para la ira”. A través de un vídeo, el actor y director dio las gracias por un “premio tan bonito”, porque aunque nació en Madrid, “como medio segoviano que me siento, es un honor recibir este premio”.

Fueron sus padres, Ramiro Arévalo y María Jesús Corzo, los encargados de recoger la estatuilla de manos del presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez. Se mostraron muy orgullosos de su hijo y de su pueblo natal, Martín Muñoz de las Posadas, que “se portó de diez” en el rodaje de la película. Los asistentes a la gala, celebrada en la Academia de Artillería, escucharon el agradecimiento de Raúl Arévalo, a través de una pantalla. Recordó que fue una suerte poder rodar su primera película allí. “De donde son por parte de padre y de madre, abuelos, bisabuelos, hasta donde yo alcanzo son de Martín Muñoz”.

Pidió disculpas por no haber podido viajar hasta Segovia, al encontrarse al frente del rodaje de un spot protagonizado por el actor Peter Dinklage internacionalmente conocido por su papel de Tyron Lannister en la serie “Juego de Tronos”. “Por un cambio de fechas, me ha sido imposible ir. Lo siento mucho, os debo una”, resumió Raúl Arévalo. Su madre, M.ª Jesús Corzo, desveló que el rodaje se está complicando porque “esta gente no rueda veinte horas, ruedan cuarenta minutos” y no cumplieron las fechas de acabar el rodaje hace una semana.

Los padres del actor también recordaron que el guión de “Tarde para la ira” tiene una vinculación personal. Inspirado en lo que oía siendo un adolescente a los clientes del bar de su padre. “El comentario éste de si mataran a un familiar mio, yo me vengaría”, afirmó Ramiro Arévalo. Fueron ocho años para dar forma al guión que “le salió muy bien”. La agenda de su hijo está a tope después de ganar el premio Goya pero están encantados. “Trabaja mucho, casi demasiado. Debería levantar un poco el pie, pero es muy feliz, la verdad”, afirmó orgullosa la madre de Arévalo.

Premios Diputación de Segovia

Por quinto año consecutivo, la Diputación de Segovia entrega estos galardones, que corresponden a cada una de las áreas de actuación de la institución provincial. Para el presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, estos galardones están no solo ya consolidados sino que siguen creciendo, con la entrega de dos categorías más. “Va tomando conciencia la sociedad que en Segovia también hay muchas personas, instituciones y asociaciones merecedoras de un reconocimiento público”.

Además de Raúl Arévalo, recogieron sus galardones, la empresa “Precaucionados El Campo”; la Mancomunidad de La Atalaya, formada por los pueblos de San Cristóbal de Segovia, Trescasas, La Lastrilla y Palazuelos de Eresma. En la categoría “Turismo”, premio para la Junta de Cofradías de la Semana Santa de Segovia, tras obtener la declaración de Fiestas de Interés Turístico Nacional; en “Cultura”, el Centro de Interpretación del Folclore de San Pedro de Gaíllos. Premio “Social” para la Hermandad de Donantes de Sangre de Segovia y en el apartado “Deportivo”, el Circuito Provincial de Carreras Pedestres.

Al acto acudieron un gran numero de invitados, que fueron recibidos por el coronel director de la Academia de Artillería de Segovia, José María Martínez Ferrer. La Diputación contó con el respaldo de las principales instituciones de la provincia y de parlamentarios nacionales.