El área de Promoción Económica de la Diputación de Segovia ha abierto la convocatoria 2016 para la concesión de subvenciones a nuevas empresas ubicadas en la provincia de Segovia. La cuantía destinada a esta ayuda a emprendedores se ha visto incrementada en esta nueva convocatoria hasta los 50.000 euros, es decir, 15.000 más que en 2015.

Las ayudas, publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia, se destinan a trabajadores por cuenta propia cuya fecha de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos o en la mutualidad del Colegio Profesional correspondiente se date entre el 25 de julio de 2015 y el 10 de junio de 2016 (fecha de publicación de la convocatoria en el BOP). La actividad empresarial del solicitante debe desarrollarse en la provincia de Segovia, en municipios de menos de 20.000 habitantes, lo que en la práctica engloba toda la provincia salvo Segovia ciudad. El gasto subvencionable son las cuotas abonadas a los Autónomos o, en su caso, a la mutualidad profesional correspondiente.

“Para la concesión de las ayudas se sigue una parametrización basada en la transparencia, objetividad, libre concurrencia e igualdad. Así, en las bases de la convocatoria se adjuntan los criterios de valoración. Las procedentes de localidades con menos de 2.000 habitantes reciben 3 puntos, por 2 las restantes. Tener empleados recibe otros tres puntos de bonificación; un punto ser mujer emprendedora; y otro punto ser joven menor de 30 o mayor de 45 en el momento del alta al RETA o Colegio profesional. Por último, se conceden tres puntos por coherencia y fundamentación del plan de viabilidad. Aquellos proyectos que reciban más puntuación reciben la subvención hasta agotar la partida presupuestaria prevista”, explica Jaime Pérez, diputado responsable de Promoción Económica.

El plazo para solicitar la ayuda expira el 11 de julio (un mes natural desde la publicación en el BOP) y Promoción Económica se compromete a resolver las ayudas en 30 días a contar desde la finalización del plazo de presentación. “Se trata de una línea de ayudas de gran aceptación y no requiere grandes desarrollos burocráticos. Desde la Diputación, consideramos que facilitar la creación de empresas en el medio rural es esencial en la lucha contra la despoblación y el paro, así que estamos trabajando en sacar más ayudas a este colectivo, esperamos dar novedades en las próximas semanas”, explica Pérez.

Entre los papeles que se piden figuran, entre otros, el DNI, el alta en el IAE, el certificado de vida laboral y el plan de viabilidad, con la presentación general del proyecto, y descripción de los productos o servicios. La lista se completa con las declaraciones de estar al corriente de pago de las obligaciones tributarias y de Seguridad Social y declaración en la que se manifiesta el municipio en el que se desarrolla la actividad.