La Residencia Mixta de Segovia está de celebración. Dependiente de la Gerencia Territorial de Servicios sociales de la administración autonómica, cumple 40 años y cuenta con un total de 128 plazas. De ellas, 84 son de residentes, 12 de convalecencia sanitaria, 2 de respiro familiar o temporales y 30 plazas de estancias diurnas. Precisamente en estas últimas es donde se ha implantado el nuevo modelo de atención “En mi casa” por el que en la provincia de Segovia, la Residencia Asistida ha transformado a este sistema 35 plazas y el Centro de Día de Cuéllar, 15, lo que hace un total de 80 plazas.

Este programa permite a los usuarios que puedan acceder al centro en horarios más ajustados a sus necesidades y que cada uno de ellos cuente con un profesional de referencia, que tendrá una visión global de la persona mayor y le prestará una atención directa y estable, al mismo tiempo que realizará un seguimiento individualizado de sus rutinas y cuidados. Este profesional elaborará la historia de vida de la persona (quién es la persona, sus capacidades y limitaciones o su modo de vida) y su proyecto de vida (qué quiere hacer, sus gustos sus intereses…). Se trata de que usuario y cuidador establezcan un estrecho vínculo, que reportará importantes beneficios para ambos.

Durante su estancia en el centro, la persona tendrá a su alcance la posibilidad de participar en talleres de rehabilitación física o cognitiva o programas de apoyo a la realización de actividades de la vida diaria. Estos programas van dirigidos siempre a promover la autonomía personal, el respeto a la elección, a la realización de actividades en función de los gustos y preferencias del usuario. Dada la importancia de la coordinación entre el ámbito familiar y el centro, habrá programas de intervención familiar. Así, las familias podrán participar en la vida del centro y recibirán información sobre su familiar y asesoramiento para dar continuidad al plan de atención.

La Residencia Mixta fue inaugurada por el entonces ministro de Trabajo, Licinio de la Fuente, el 18 de noviembre de 1974. En un principio, la gestión dependía del Servicio de Asistencia a Pensionistas (SAP), adscrito al Ministerio de Trabajo, y posteriormente pasó al Instituto Nacional de Servicios Sociales (INSERSO). Desde el año 1996, la gestión se transfiere a la Gerencia de Servicios Sociales, dependiente de Junta de Castilla y León. Durante estos años han pasado por el centro un total de 1.038 residentes fijos y en la actualidad el número es de 78. En 1992 se crea el Servicio de Estancias Diurnas, que contaba inicialmente con 10 plazas, que han aumentado a 30 en este momento y que se han adaptado al nuevo modelo de atención ‘En mi casa’.

Tres años más tarde, nace el Servicio de Estancias Temporales, inicialmente con 5 plazas, que pasan a diez en 2014 y actualmente se reducen a dos, también denominadas de respiro familiar. En el presente año, se crean las Unidades Sociosanitarias, a través de un convenio entre el SACYL y la Gerencia Regional de Servicios Sociales, por lo que se reconvierten las 10 plazas temporales en sociosanitarias, a las que se añaden dos plazas más. Por tanto, en la actualidad, el centro dispone de 12 plazas de este tipo.

A día de hoy, la Residencia Mixta cuenta con un total de 115 profesionales, que prestan sus servicios distribuidos en las diferentes tareas del centro: director/a, administradora, jefa de área asistencial-residencial, médico, terapeuta ocupacional, fisioterapeuta, coordinadora de enfermería, enfermeras, auxiliares de enfermería, trabajadora social, encargada de servicios generales, jefe de cocina, cocineros, jefe de mantenimiento, jefe de almacén, personal administrativo y personal subalterno y de servicios.