La economía sumergida constituye uno de los problemas añadidos para los autónomos, que ya sufren otros como la falta de financiación, según indicaron hoy en rueda de prensa el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), Carlos Amor, y su homóloga de Castilla y León, Soraya Mayo.

Según dijeron, la situación continúa siendo de progresiva pérdida de trabajadores autónomos en Segovia, en Castilla y León y en España, donde en los tres años de crisis se ha producido una importante reducción de la actividad económica y del tejido empresarial. “No se puede hablar de recuperación mientras seguimos perdiendo empresarios, empleo y, sobre todo, actividad económica”, señaló Carlos Amor.

El presidente de ATA destacó que a nivel nacional existe “mucha incertidumbre” en torno al futuro, especialmente por las restricciones crediticias que, según Amor, afectan al 85 por ciento de los autónomos, la morosidad privada y la pública. “Nuestras administraciones son campeonas de Europa en el tiempo que tardan en pagar”, con 158 días de media, y “hoy por hoy una de cada cuatro actividades que se realizan son actividades fantasmas que no pagan impuestos”, indicó. En este sentido, Amor recordó que para poder avanzar necesitan que se cumpla lo aprobado en el Parlamento y que se apueste por la formación y por la puesta en marcha “real” de la línea de crédito ICO directo.

De acuerdo con sus datos, “cada día se pierden en España 1.550 autónomos”. El 70 por ciento de estas bajas son cierres de negocios y el 30 por ciento restante jubilaciones e incapacidades, según comentó.

 

Datos en Segovia

En cuanto a Segovia, Mayo expuso que durante 2010 se produjo una pérdida media de 19 autónomos al mes en la provincia, “un mal dato porque siempre que se pierden autónomos es malo para la actividad económica”. Los sectores más afectados por el descenso de afiliados a la Seguridad Social fueron agricultura, construcción y transportes. Otros datos característicos de la provincia que ofreció la responsable de ATA es que en Segovia el peso de la mujer autónoma es más bajo que en el conjunto de Castilla y León, ya que aproximadamente uno de cada cuatro autónomos es mujer en la provincia mientras que en la Comunidad se acerca a uno de cada tres.

DEJA UNA RESPUESTA