El próximo 17 de julio arrancará la quinta campaña de excavación en el yacimiento arqueológico del “Abrigo del Molino” que se prolongará hasta el 4 de agosto con el objetivo de ultimar el trabajo en el segundo nivel de asentamiento neardental y comenzar el tercero, es decir, el más antiguo, para conocer en profundidad todos los datos de los primeros pobladores de Segovia, hace 41.000 años, según señaló la presidenta de la asociación “GeoArqua”, María de Andrés, responsable del proyecto “Primeros pobladores de Segovia”.

Este yacimiento arqueológico fue descubierto en abril de 2012, en un talud vertical de entre tres y cinco metros de altura, en la ladera izquierda de la hoz del río Eresma. Una cavidad fluvio-kártisca de pequeñas dimensiones, que recibe su nombre de un molino de origen medieval, situado en las proximidades.

Las diferentes campañas han permitido establecer que fue hace 41.000 años cuando los últimos neandertales que poblaron el centro de la Península se establecieron en el entorno de lo que hoy es Segovia. Los estudios anteriores habían datado mucho después, en el periodo Calcolítico, los primeros asentamientos en la zona. Estas nuevas cronologías van a ser publicadas en una revista de ámbito internacional.

En esta quinta campaña de excavación trabajará un equipo formado por 15 voluntarios, estudiantes de Historía y Arqueología, procedentes de varias universidades españolas como la UNED, la Complutense, Oviedo, Málaga o Sevilla. Los estudiantes estarán bajo la supervisión de los arqueólogos María del Valle y David Alvárez Alonso, y del geólogo segoviano, Andrés Díez. Los trabajos en el yacimiento cuentan con la ayuda “inestimable e imprescindible” de los expertos del Laboratorio de Datación de la Universidad de Colonia (Alemania). “Con su ayuda en las anotaciones y datación de los descubrimientos, estamos yendo hacia delante”, aseguró David Alvárez.

Además de los propios trabajos de excavación, se organizará un ciclo de conferencias y visitas guiadas al “Abrigo del Molino”, centrándose en los niños que participan en los campamentos del programa “Segovia Verde”.

Alojamiento gratuito

El Ayuntamiento cede 20 plazas del albergue de peregrinos de Zamarramala para el alojamiento de los integrantes del equipo del “Abrigo del Molino”. Los responsables de la asociación “GeoArqua” destacaron que esta ayuda es muy importante para poder acometer estas semanas de excavación.

Durante su estancia los expertos en este yacimiento celebran cada año una conferencia abierta a los vecinos para darles a conocer las novedades de cada campaña. Este año, se podrá visionar los videos grabados con drones que han sobrevolado la zona del “Abrigo del Molino”.