Makiko es una japonesa que vive en Madrid desde hace un año y el terremoto que sucedió en Japón el pasado día 11 le ha afectado mucho emocionalmente, así que se le ha ocurrido una gran idea: Que cada persona hiciese una grulla de origami hasta completar las necesarias para que se te conceda un deseo.

A través de una página web llamada “Las 1.000 grullas“, Makiko pide ayuda para completar las mil grullas de papel de las que habla la leyenda. Quien las complete, recibirá un deseo. Y ése, ahora mismo, no es otro que el fin de la amenaza de catástrofe nuclear y la mejor de las suertes para todos los damnificados.

 

Para que todo el mundo pueda colaborar, Makiko ha colgado un video en su página explicando cómo hacer una grulla de origami.

Ahora que este proyecto recupera todo el simbolismo por la catástrofe, Makiko pide que cada persona que complete la grulla le haga llegar una fotografía a la siguiente dirección: las1000grullas@gmail.com. Cuando tenga las mil grullas necesarias para que el deseo se cumpla las enviará a Japón.

Desde Segoviaudaz ya hemos puesto nuestro granito de arena y ya hemos mandado nuestra grulla. El país “del sol naciente”  busca un rayo de esperanza.

 

DEJA UNA RESPUESTA